Marisco macho o hembra, cuál es mejor.

Marisco macho o hembra, cuál es mejor.

En general, a modo de resumen, ¿No se había dado cuenta que la mayoría de los mariscos tienen un nombre femenino? Almeja, vieira, zamburiña, necora, langosta, cigala, navaja, coquina, chirla, ostra, lapa, pota, boca, cañadilla, galera, concha fina, quisquilla, gamba, sepia, etc… es por ello que los tamaños como norma general de los machos pueden ser superiores que las feminas, manteniendo su carnosidad de manera constante durante todo el año, y el sabor más potente, pero las hembras, en las épocas del año cuando están en sus épocas, de desove, están más valoradas, al tener más sabor, más cantidad de reservas en sus cuerpos, y de ahí a que a la hora de su consumo estén más cotizadas debido a la jugosidad y sabrosidad en nuestros paladares.

 

¿Centollo o centolla?


La carne del macho tiene más sabor, pero claro, la hembra tiene huevas, coral, lo que hace que su “carro” o caparazón al mezclarlas con todo su interior sea único.

Por tanto, que cada cual elija lo que más le guste dependiendo de lo que tenga delante de los ojos. Si usted busca huevas cuando come centollo, coma hembras y si es el sabor de la carne es lo que prima, macho.

En general la hembra, por el hecho de estar ovando, tiende a tener la carne más sabrosa.

Nécora


Aquí habría que aplicar los mismos criterios y recomendaciones que lo dicho más arriba en los centollos. La carne del macho tiene más sabor,

pero la hembra tiene lo que no tiene el macho, el coral o huevas, y de ahí a la carne más jugosa.

Estás huevas poseen un sabor único, diferente y delicado.

Langosta macho o hembra


Como anécdota, al igual que la nécora con discriminación positiva, no hay langosto ni nécoro. ¿Será porque las langostas hembras son mejores?

¿Será porque su carne es más fina y tienen coral? Hay que reconocer que cuando esas huevas tan rojas, apretadas y sabrosas entran en la boca, el impacto es brutal, su sabor es único.

La langosta hembra se distingue porque las últimas patas de cada lado, las más cercanas a la cola, tienen 3 uñas y los machos solo una. Además, los “langostos” tienen menos aletas cruzadas bajo la cola.

Cigala o cigalo

Las mejores cigalas son las recién pescadas, de vivo color rojo, en vez del color claro y blanquecino. Los machos suelen ser más grandes y se diferencian de las hembras porque si pasa un dedo por debajo de la cola, los machos tienen un pincho, un dentículo en cada segmento. Pero claro, no le dejarán tocarlas para comprarlas, aunque sería una manera de asegurarse que tienen coral en su interior.

E igual que las langostas, lo que vale para ellas vale para éstas, por su delicioso coral y su carne más fina. Pero aquí ya entramos en un detalle importante, las cigalonas grandes, las denominadas “de tronco”, son un bocado que llena la boca con su textura única. Las cigalas de tronco son “siempre” machos, es muy difícil que sea una hembra porque son más pequeñitas.

Percebes


Este no es un asunto de machos o hembras, sino de colores y tamaños. Lo del tamaño no sé si lo tenemos claro, porque aunque hayamos oído mil veces el famoso chiste del carallo gallego, no deja de ser un chiste.

Aquí hablamos de color y grosor. Los mejores: cortos, gruesos y negros. Los peores largos, finos y rojos, es decir, de uña con ribete colorado. A estos les llaman “percebes de sombra” porque suelen desarrollarse en rocas poco batidas por las olas, en oquedades o cuevas. Los grandes expertos no aprecian o valoran demasiado estos percebes de uña roja.